Artículo 30



Nadie debe actuar en contra de los derechos que están escritos en esta Declaración.

Adaptación fácil lectura



Nada en la presente Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.

Texto original


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar