Artículo 29



Todas las personas deben respetar a los demás.

Las personas tienen derechos pero también el deber de respetar las leyes.

Los derechos de las personas no pueden ir en contra de los principios de la ONU.

Adaptación fácil lectura



1. Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad.

 

2. En el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general en una sociedad democrática.

 

3. Estos derechos y libertades no podrán en ningún caso ser ejercidos en oposición a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

Texto original


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar